logo agroexpo grande

AGROEXPO 2017

Leer más...

Unaga propone la creación de un plan Nacional de desarrollo Ganadero

DESAYUNOLa ganadería ocupa el 70% del área productiva del país, por lo que debe ser un actor en la construcción del desarrollo rural.

La participación de los ganaderos en la movilización socio económica del pequeño productor es urgente para construir un tejido económico que garantice la paz sostenida.

Ricardo Sánchez Rondón, presidente de la Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas de Colombia, UNAGA, planteó soluciones para construir sobre las diferencias que actualmente tiene el sector. El gremio busca una interlocución con el gobierno que de lugar a la creación e implementación de acciones que beneficien a los más de 500.000 ganaderos  que hacen parte del sector.

Frente a la necesidad de una buena relación entre los sectores productivos y el gobierno, sugiere revisar cuatro componentes:

  1. EL VÍNCULO DE LA GANADERÍA CON LO REGIONAL

La manufactura de lo pecuario, se presenta solamente en el 30% de las zonas de producción por la falta de plantas de transformación y comercialización. La no existencia de plantas de transformación da lugar a que los industriales fijen un precio en detrimento del productor.

En un posible escenario de post acuerdo, la excusa del conflicto armado se puede marginar para que haya lugar a inversiones importantes de transformación.

  1. PAPEL DEL ESTADO FRENTE A LA GANADERÍA

Actualmente la presencia del estado es frágil en función de los bienes públicos: escasamente el 13% de los hogares rurales tiene conexión de agua, el 20% de los jóvenes en el campo, mayores de 16 años, son analfabetas, en cuanto al acceso al crédito la demanda no supera el 10%, la asistencia técnica no supera el 15%. La seguridad no es garantía de estabilidad, la justicia es precaria. Por lo anterior es necesario analizar el papel del estado en la ganadería principalmente en las zonas rurales.

  1. EL ÁMBITO DE ACCIÓN PRIVADA DE LA GANADERÍA

La responsabilidad de los ganaderos y las entidades que los representan, es la de generar una producción sostenible, más allá del tema de los cambios climáticos, y con el uso de la tecnología. Es un compromiso que el sector debe asumir para incrementar la productividad.

  1. INTERLOCUCIÓN PÚBLICA Y PRIVADA

La ganadería ocupa el 70% del sector productivo, por tal motivo debe ser un actor en la construcción del desarrollo rural. Si no existe interlocución con el gobierno, difícilmente se puede construir política pública. En temas tan profundos como la formalización y restitución de tierras, la ganadería debe estar en una posición activa de interlocución con el gobierno.

El sector ganadero frente a un posible post conflicto

En el caso que los colombianos apoyen el acuerdo realizado en La Habana, UNAGA asegura que el sector ganadero debe participar de manera activa en el proceso, dando lugar a que se genere un crecimiento adecuado en el campo colombiano.

“El tema de tierras es complejo, genera diferencias y apasionamientos pero debe ser tratado con la suficiente sensatez y objetividad. La responsabilidad de los ganaderos es la de lograr una mayor eficiencia en el uso del suelo para que se liberen tierras que sean utilizadas en la agricultura y genere nuevos empleos”, dijo el presidente de UNAGA.

Desde su visión, la ganadería en el marco del post conflicto propone analizar los siguientes puntos:

  • Modelos que en algún momento funcionaron como fondos ganaderos. En dichos proyectos los grandes ganaderos entregaban sus animales a pequeños productores para que éstos lograran tener un ejercicio económico que proporcionaba dos tipos de utilidad: uno al pequeño ganadero y otra al Fondo Ganadero.

  • Las Zidres que desarrolladas de manera equitativa pueden ser un aporte importante en la redistribución de tierras en algunas regiones del país. Creadas bajo un concepto particular de desarrollo productivo, buscan integrar la iniciativa agroindustrial de oferta de alimento con productores empresarios y pequeños productores.

  • La reconstrucción de regiones que han tenido el flagelo del conflicto armado. Existe un desbalance en la ganadería en el país. El 76% de la producción de leche y el 50% de la producción de carne se genera en departamentos donde el conflicto armado dio lugar a una menor afectación. El 67% del PIB pecuario se da en las regiones con mayor seguridad y menos problemas de violencia como Cundinamarca, Boyacá, Antioquia, Eje Cafetero. Sin embargo, éstas zonas solo cuentan con el 40% de tierras en la frontera agrícola.

  • Construcción de Clusters. Los departamentos que han sido afectados por el conflicto armado cuentan con el 60% de tierras dentro de la frontera agropecuaria, allí el 50% del inventario ganadero presenta déficit en proteína y una gran desnutrición, producto del alto índice de pobreza.

“Es necesario generar una reforma integral. Entregando tierras no se logra crecimiento, es necesario que la propiedad rural contenga bienes públicos donde se incluyan carreteras, agua, electricidad y salud. Es la única posibilidad que un acceso a la tierra o a la propiedad rural genere paz en nuestro país”, asegura Ricardo Sánchez.

Imprimir Correo electrónico